El comercio digital o ecommerce ha revolucionado y globalizado el mundo de las ventas a través del internet. Llevar el inventario a las pantallas de un ordenador, o a los dispositivos móviles, requiere de habilidad para presentar en una imagen, de dos dimensiones, la calidad y variedad de los productos en venta. Hasta ahora, esto había representado todo un reto, necesitando de grandes inversiones. La metodología desarrollada por empresas como ORBITVUha permitido la automatización de la actividad, logrando lo que se reconoce es ya el presente del comercio electrónico.

Ventajas de la automatización de la fotografía de productos

La automatización del proceso de la fotografía representa una vía para adaptarse a la mayor demanda del comercio digital. Aumentar la rapidez con la que los productos llegan al mercado virtual es vital para el éxito del ecommerce. Es por esto que se han constituido las llamadas “fábricas de fotografías”.

La automatización del proceso de fotografías de productos se logra mediante la integración de aplicaciones que faciliten la correcta ejecución de la operación fotográfica. Los procesos manuales se simplifican mediante la aplicación de un software, que permite el incremento en la productividad. El proceso incluye avances tecnológicos en la fotografía, robótica, software para la edición, entre otros. Se pueden considerar las siguientes ventajas:

●  Reducción de precios por fotografía y mayor productividad por unidad de tiempo.

●  La automatización supone reducción de los errores .

●  Reducción en la mano de obra necesaria en el proceso, llegando a prescindir hasta del fotógrafo y los modelos, para el caso de prendas de vestir.

●  Reducción en los tiempos de producción de las fotografías. La secuencia fotográfica que se produce puede llegar a ser infinita. Se disminuye el retoque necesario en las fotos, empleando un sistema de estudios de luz, con fotos interactivas en 360 grados. La pasarela virtual supone el empleo de maniquís invisibles para el modelaje, con giros 3D de prendas de vestir; o escenarios virtuales para los objetos del hogar.

●  Se desarrolla una experiencia más realista para el comprador, lo que facilita la selección de los objetos y motiva la compra.

●  La producción de las fotografías es flexible y puede adaptarse a cualquier espacio, independientemente del tamaño de la tienda que se quiera representar.

Consecuencias del proceso de automatización de la fotografía de productos

Las mayores consecuencias que se viven en los procesos de automatización siempre son el impacto en la economía del desempleo. Las actividades repetitivas son objeto típico de estas acciones, que en la mayoría de los casos supone la sustitución de la actividad del fotógrafo, en lo que se supone es un proceso estandarizado y rápido.

Como respuesta a estas actividades, se necesita que se garantice la calidad de las tomas con la adquisición de equipos de última generación y software representativos para la edición y preparación de los catálogos en línea.

Los fotógrafos de base, que se han visto desplazados en el proceso de automatización, han tenido que reinventarse y sumarse al boom de la digitalización, ofreciéndose como proveedores de los servicios, adoptando las nuevas tecnologías o cambiando su área de acción.